¿Qué es una wallet? Todo lo que necesitas saber 

Seguramente muchos de los que estéis leyendo este artículo hayáis escuchado alguna vez hablar sobre la palabra wallet, y los que no, tranquilos, porque enseguida lo explicamos ¿Pero que es realmente una wallet? ¿Los criptoactivos se almacenan en una wallet? ¿Cuáles son las principales wallets que existen y como se gestionan? ¿Qué es una smart wallet?  ¿Qué es Metamask y cómo configurar nuestra cartera?

¡Vamos allá!

¿Qué es una wallet? 

La traducción literal al castellano sería «cartera» o «monedero», haciendo referencia a una cartera virtual, que nos permite gestionar nuestros activos criptográficos, pero este término puede dar lugar a confusión, ya que de manera inevitable nos hace imaginar la presencia de estos activos criptográficos en el interior de la misma.

En esencia una wallet, es un gateway, o, en otras palabras, una puerta de acceso a la blockchain, por lo que este «monedero» no almacena de manera literal nada (a excepción de las claves), los criptoactivos viven dentro de la blockchain en forma de registro contable digital, y la wallet nos otorga el privilegio de poderlos utilizar.

Ahora bien, una wallet es una cuenta de propiedad externa (EOA), controlada por dos claves:

– Clave privada, normalmente representada en forma de frase semilla de 12 palabras, que sería como la firma electrónica bancaria, que utilizamos para poder desbloquear nuestros fondos y realizar transacciones en nuestro nombre. El poseedor de esta clave privada tendrá el control total sobre los fondos asociados a dicha clave, de este modo, la pérdida o robo de la clave privada podría suponer una pérdida permanente de nuestros criptoactivos.

– Clave pública, que, siguiendo con la analogía, sería como el IBAN de nuestra cuenta bancaría, es decir, un identificador único conocido por todos que se utilizará para enviar y recibir fondos. Esta clave pública permite generar diferentes direcciones asociadas, con la posibilidad de operar a través de ellas.

Por tanto, en términos conceptuales, podemos decir que una wallet es la conversión de nuestra identidad del mundo real al mundo digital para poder identificarnos e interactuar dentro de la blockchain.

Wallet de criptomonedas

¿Qué tipos de wallets existen?

Si estás pensando en adentrarte en el ecosistema blockchain y aprovechar las oportunidades que esta tecnología nos ofrece a través de proyectos como Domoblock, lo primero que debes saber es que necesitarás poseer una wallet si lo que quieres es tener el control total sobre tus criptoactivos sin dependencia de un tercero que se encargue de custodiarlos por ti, con todos los riesgos que eso puede llegar a implicar. En este sentido, lo primero que deberás saber es que existen varios tipos de wallets y como podremos imaginar cada uno tiene unas particularidades que supondrán unas ventajas o desventajas con respecto a las otras.

A rasgos generales podemos decir que existen dos tipos de wallets, hot wallets y cold wallets.

Hot wallets: son wallets que están continuamente en línea, permitiendo la comercialización de criptoactivos de una manera rápida y sencilla. Es decir, tus claves están almacenadas en lugares conectados siempre a internet, por lo que en términos prácticos supone una ventaja, al poder hacer todas las transacciones onchain cómodamente y desde cualquier dispositivo.

Pero está particularidad también conlleva una desventaja asociada en relación con la seguridad, ya que, al estar las claves continuamente expuestas, son más vulnerables a pirateos y robos. Si un hacker es capaz de violar el dispositivo donde se almacenan las claves, podrá robar los fondos. Esto no significa que no sean seguras, pero como veremos a continuación las cold wallets son capaces de ofrecer mayores garantías de seguridad debido a su funcionamiento.

La wallet en la web, wallet móvil y wallet de escritorio son algunos ejemplos de hot wallet más populares.

Cold wallets: este tipo de wallet se caracterizan por ser más seguras al no exponer las claves en la blockchain y por tanto tampoco en internet ¿Pero entonces cómo funcionan?

Las cold wallets generalmente son dispositivos hardware que se encargan de almacenar las claves, sin que estas abandonen en ningún momento el dispositivo, ya que las transacciones son firmadas en el interior del mismo y posteriormente enviadas ya firmadas a la blockchain correspondiente para asignar la propiedad de los criptoactivos al destinatario correspondiente, sin comprometer las claves de la wallet.

Algunas de las cold wallets más populares son dispositivos hardware de uso comercial de marcas como Trezor o Ledger, que proporcionan seguridad extra a través de un PIN o contraseña para acceder al uso del dispositivo. Y, por otro lado, wallets de papel, las antecedentes a las wallets hardware. Estas wallets básicamente consiste en anotaciones en papel de las claves generadas por un sitio web especializado.

El principal inconveniente de este tipo de wallets, son los posibles inconvenientes que pueden surgir por deterioro, o custodia de las claves anotadas. Algunas de las webs más utilizadas para generar paper wallets son Bitaddrees y MyEtherWallet.

Como comentamos, generalmente los cold wallets son altamente seguras a malwares y otros ataques software maliciosos. Pero este diseño basado en la seguridad hace que sean más complejas de utilizar, sobre todo si no estamos familiarizados con el mundo crypto, además de ser rígidas en términos de usabilidad, ya que deberemos de conectar continuamente nuestro dispositivo hardware y pasar por un tedioso proceso de seguridad cada vez que necesitemos realizar una transacción. Es por eso, que dependiendo del valor de criptactivos que poseamos y de la frecuencia de uso que les demos, nos deberemos decantar por una hot o cold wallet, aunque una buena opción sería la combinación de ambas wallet, logrando un equilibrio entre la accesibilidad y comodidad que nos proporcionan las hot wallets y la alta seguridad que nos otorgan las cold wallets. A modo aclaratorio, podríamos utilizar la cold wallet para proteger la mayoría de nuestros cripactivos de forma segura y utilizar la hot wallet para gestionar una parte más pequeña de nuestro portafolio, suficiente para cubrir las necesidades en nuestras transacciones diarias.

Recordar que como en cualquier decisión relacionada con la protección de activos valiosos, la decisión deberá ser tomada por el usuario, a partir del conocimiento y necesidades personales, para lograr conseguir un equilibrio entre seguridad y funcionalidad.

Por último, mencionar que las hot wallets suelen ser gratuitas y que durante los últimos años han conseguido reforzar su seguridad, convirtiéndose en una forma segura de mantener nuestros criptoacitvos. De forma semejante, las cold wallets son cada vez más utilizadas al facilitar y mejorar su uso, pero a diferencia de las hot wallets tienen un coste que gira en torno a los 50 euros y 200 euros.

¿Qué es una smart wallet?

El concepto de smart wallet fusiona el termino de wallet con el de smart contract, y supone un gran avance para la seguridad y usabilidad de los criptoactivos, ya que se basa en contratos inteligentes que actúan como una wallet, permitiendo ampliar nuevas funcionalidades, al tararse de código programable. Entre estas funcionalidades podríamos encontrar:

Posibilidad de recuperar la clave privada: en una wallet tradicional la pérdida de la clave privada supone la pérdida permanente de los fondos asociados a esa wallet, sin posibilidad de recuperarlos, sin embargo, gracias a la programación de estas wallets podemos asignar la responsabilidad de recuperar nuestra clave privada en caso de extravío a otros usuarios conocidos como “guardianes”.

Transacciones multifirma: una transacción podrá ser emitida bajo la autorización de dos o más usuarios, aumentando los niveles de seguridad y de confianza en determinados entornos.

Limitación del número de transacciones: podremos limitar el número de transacciones en una franja temporal concreta, con el objetivo de evitar posibles ataques en cadena.

Congelación de cuenta: podremos congelar o desactivar la cuenta asociada a un dispositivo robado o perdido.

Whitelist: Los usuarios de estas wallets pueden añadir una serie de wallets a una lista, de modo que la wallet solo permita realizar transacciones a las wallets inscritas.

Actualmente una de las principales barreras que nos encontramos en relación con la adopción del mundo crypto y la tecnología blockchian en general, ya sea a nivel particular o profesional, es la dificultad que tienen muchos de los usuarios a la hora de utilizar esta tecnología. Las smart wallet contribuyen de manera significativa a mejorar la usabilidad y la experiencia de usuario, permitiendo generar un entorno de confianza similar con el que estamos acostumbrados a interactuar, al mismo tiempo que proporcionan un acceso optimizado a las aplicaciones descentralizadas, mejorando la experiencia y atrayendo a un mayor número de usuarios globales al ecosistema.

En este contexto, el uso de procesos multifirma dentro de la propia wallet, supone una gran noticia para el empresario, donde muchas veces por falta de confianza en sus empleados, decide renunciar al uso de esta tecnología en su operativa de negocio. Esto quiere decir que gracias al nacimiento y cada vez más popularización en este tipo de wallets, las empresas pueden estar tranquilos sobre la seguridad de sus fondos sin que ninguna persona de manera individual pueda comprometerlos al estar gestionados por un equipo.

Argent es una de las principales y más populares smart wallets para uso personal, dedicada especialmente a la interacción con plataformas DeFi y NFTs.

En el ámbito profesional una de las más destacadas es Gnosis Safe, la cual basa su principal propuesta de valor en el uso de transacciones multifirma.

¿Qué es Metamask y cómo se configura?

¿Qué es Metamask y cómo se configura?

Metamask es una de las wallets más utilizadas en todo el mundo, permitiendo la interoperabilidad entre las aplicaciones descentralizadas (Dapps) y el navegador web.

El motivo de su popularidad viene dado por su fácil usabilidad ya que, al tratarse de una extensión del navegador, permite crear y usar una wallet de una manera rápida y sencilla. Además, fue una de las primeras wallets del ecosistema de Ethereum con estas características, permitiendo una mejor experiencia de usuario al poder conectar e interactuar con un sinfín de Dapps, al mismo tiempo que proporcionaba una wallet (hot wallets) para resguardar los criptoactivos.

Una vez instalada la extensión de metamask en nuestro navegador podremos interactuar de una manera cómodo con la red de Ethereum y con todas las blockchain compatibles con su máquina virtual (EVM), como por ejemplo Binance Smart Chain, Avalanche, xDai, Polygon o Fantom, haciendo posible el “almacenamiento” de criptomonedas y tokens de diferentes redes bajo una misma wallet y por tanto bajo una misma custodia.

Ahora que ya sabemos que es Metamask, veremos cómo crear una wallet y configuraremos la red de Avalanche en ella.

Configuración de Avalanche en Metamask

Instalación

Lo primero que deberemos hacer es descargar la extensión en nuestro navegador, para ello es necesario poseer alguno de los siguientes navegadores; Google Chrome, Opera, Firefox o Brave.

Secuencia de pasos:

1. Dirígete a la página oficial de Metamask, en ella encontraras el botón “Descargar ahora”, haz clic sobre él.

2. A continuación, te aparecerá la opción Instalar Metamask, para el navegador que escojas. Procede con la instalación y en unos segundos estará listo.

3. Posteriormente elige la opción de “Añadir a Chrome” y a continuación en la venta emergente haz clic en “Añadir extensión”.

4. Una vez finalizado el paso anterior te deberá aparecer otra venta emergente confirmándote que Metamask ha sido añadido correctamente.

5. Te recomendamos que una vez haya sido añadida al navegador, ancles la extensión en la parte superior, a la derecha de la barra de direcciones, para tener un mejor acceso a tu wallet.

Creación de la wallet

1. Si abrimos la extensión de Metamask, nos mostrará la opción de “Empezar”, haremos clic y a continuación nos aparecerán dos opciones; “Importar cartera” y “Crear una cartera”.

2. Si no poseemos todavía una wallet en Metamask haremos clic sobre “Crear una cartera” para proceder con la creación.

3. Lo primero que deberás hacer es crear una contraseña. Trata de elegir una contraseña con un cierto grado de dificultad mediante la combinación de letras en minúsculas y mayúsculas junto con números y caracteres especiales. Esta contraseña será la que utilizaras para acceder a tu cuenta de Metamask a través del dispositivo desde donde estes llevando a cabo la configuración, pero en ninguno de los casos será la clave que utilizaras para comercializar con tus criptoactivos.

4. Una vez creada la contraseña, te aparece un breve video donde te explicará brevemente en que consiste la clave de recuperación y sobre cómo mantener segura tu cartera, te recomendamos que lo veas.

5. Por último, en la siguiente pantalla, aparecerá la frase semilla, la cual podremos utilizar para acceder a nuestra wallet desde cualquier otro dispositivo. Es muy importante recordar que esta frase semilla representa tu clave privada en otro formato, y por tanto el poseedor de esta frase tendrá el control absoluto sobre los fondos vinculados a la wallet. Esta frase deberás anotarla y guardarla de forma segura y bajo ningún concepto deberás compartirla públicamente.

6. Para garantizar que conoces la frase semilla correctamente, Metamask te pedirá que la vuelvas a introducir.

Añadir Avalanche a tu wallet de Metamask

Una vez creada nuestra cuenta ya podremos añadir, enviar y recibir criptomonedas en la wallet en cualquier de las principales redes compatibles con la máquina virtual de Ethereum.

Si nos fijamos detenidamente en la página principal, en la parte superior aparece un texto que dice “Red principal de Ethereum”, ya que, por defecto, Ethereum será la única red qué estará agregada.

Vamos a ver como agregar otra red:

1. Selecciona “Red principal de Ethereum”, y a continuación “Agregar red”.

2. Te aparece una nueva ventana en la que te solicitará una serie de información, simplemente tendrás que completarla, con los siguientes datos:

Nombre de la red: Avalanche Network

Nueva URL de RPC: https://api.avax.network/ext/bc/C/rpc

ID de cadena: 0xa86a

Símbolo: AVAX

Explorador: https://cchain.explorer.avax.network/

3. Una vez cumplimentados los datos, haz clic en guardar. Avalanche habrá sido añadida a tu wallet y podrás operar a través de la red.

4. Si ahora presionas el botón de Avalanche Network en la parte superior de la página principal, veras todas las redes que tienes añadidas, y podrás seleccionar cual deseas utilizar.

Otra forma de añadir una nueva red compatible con Ethereum de una forma bastante rápida sin tener que rellenar todos los datos anteriores, es accediendo a Chainlist.

1. En esta página buscaremos el nombre de la red que queramos agregar por ejemplo, Binance Smart Chain.

2. Elegiremos la red principal (“Mainnet de Binance Smart Chain”) y haremos clic en “Conectar billetera”.

3. Posteriormente se abrirá nuestra wallet de Metamask y nos pedirá que conectemos nuestra wallet y que confirmemos la operación, haciendo clic en “Siguiente”, y a continuación en “Conectar”.

4. De este modo habremos añadido red de Binance Smart Chain en unos sencillos pasos.

Felicidades, a partir de ahora podrás operar con tu wallet en diferentes blockchain, teniendo el control sobre tus criptoactivos.

¡Comencemos este apasionante camino juntos!

¡Quiero saber más!