¿Qué benéficos ofrece la tokenización de bienes inmuebles?

En los últimos años la transformación de la tecnología ha permitido a los usuarios convertirse en un elemento totalmente activo y protagonista, pasando de ser un mero espectador o elemento pasivo, a participar de manera incipiente en proyectos colaborativos de una manera totalmente diferente a como lo venía haciendo hasta ahora, un proceso conocido como la evolución del Web 1.0 al Web 2.0 y por último y más reciente al Web 3.0 (este interesante tema lo explicamos en otro artículo). En este marco, tanto la economía, como la tecnología avanzan en la misma dirección, promoviendo novedosos mecanismos de financiación basados en la economía colaborativa, como, por ejemplo, la oferta de security tokens -STO-, la cual, mediante la tokenización de activos, es capaz de ofrecer esperanza y oportunidades a los pequeños y medianos inversores. Este mecanismo permite a los usuarios la elección del rol que desean desempeñar en cada momento (vendedor, comprador o inversor), así como el desempeño de ambos al mismo tiempo – prosumer -.

Para explicar cómo este vehículo de financiación y oportunidades está cambiando el paradigma financiero actual y comprender que beneficios ofrece la tokenización de bienes inmuebles, primero deberemos conocer en que consiste la tokenización de activos.

Beneficios de la tokenización de bienes inmuebles

¿Qué es la tokenización?

Se entiende por tokenización al proceso que permite vincular el derecho único de cualquier activo -tangible o intangible- con el de un activo digital, al que llamamos “token”, permitiendo su almacenamiento y registro fraccionado dentro de la blockchain.

Como decimos, este proceso se puede aplicar a cualquier activo, como, por ejemplo, propiedad intelectual, huella de carbono, reputación de un ciudadano, productos financieros, bienes inmuebles, etc.

La blockchain está dotada para la creación de estos tokens, por lo que, gracias al uso de esta tecnología, la tokenización cuenta con las ventajas de registro, trazabilidad y transmisión inmediata de sus unidades contables “tokens”, permitiendo la emisión de estos tokens a través de lo que se conoce como Security Tokens Offering, mediante la cual, usuarios del todo el mundo pueden adquirir dichos tokens. Estos security tokens son considerados instrumentos financieros digitales y negociables, es decir, una representación digital de activos financieros tradicionales dentro de la blockchain, como por ejemplo equity, deuda o propiedad fraccionada entre otros.

En este sentido la posesión del token otorga al poseedor los derechos reales del activo o cualquier tipo de derecho que el token este representando, como, por ejemplo, derechos de reconocimiento de deuda.

La tokenización de activos inmobiliarios aporta un gran número de beneficios tanto al sector como a los diferentes actores que están involucrados en las inversiones inmobiliarias y entre los que se encuentra uno de los principales, el inversor.

Beneficios de la tokenización 

Antes de hablar sobre las ventajas que ofrece la tokenización de bienes inmuebles, es importante remarcar que como en cualquier inversión, la parte más importante para alcanzar el éxito, se encuentra el producto subyacente objeto de inversión, donde en este caso sería el inmueble. Domoblock gracias a su conocimiento y experiencia se encarga precisamente de esta parte más compleja, capturando el valor de los bienes inmuebles y ofreciendo las mejores oportunidades de inversión al mercado sin que el inversor tenga que preocuparse de este proceso.

Una vez elegido un inmueble con gran potencial económico, la aplicación de la tokenización cobra sentido, permitiendo que numerosas personas con pequeñas cantidades monetarias puedan formar parte en las inversiones de proyectos inmobiliarios, convirtiéndolos en económicamente accesibles y abriendo mercados que antes parecían inalcanzables. La posesión de estos tokens otorga a los inversores un derecho económico en forma de interés, fruto de la explotación económica del inmueble, a través de la revaloración del inmueble o las rentas generadas mediante el alquiler.

Como vemos la tokenización contribuye a mermar las barreras de entrada al sector y consecuentemente la democratización del sector. Pero este no es la única ventaja, la reducción de la fricción involucrada en la creación, compra y venta de tokens, aporta un sinfín de beneficios para los inversores como veremos a continuación.

Beneficios de la tokenización para inversores

Mejora de los niveles de liquidez. La tokenización convierte los activos en potencialmente más líquidos, y es importante remarcar esto de potencialmente, ya que, si un activo no despierta interés entre el público, aunque se tokenize no se volverá más líquido por el simple hecho de digitalizarlo, siempre dependerá de la ley de la oferta y la demanda, de ahí la importancia de una buena elección.

De este modo, la digitalización y fragmentación del activo, la liquidación casi instantánea y la fluidez en las transacciones entre pares contribuye a la mejora significativa en términos de liquidez. Además, de manera análoga permite al inversor vender sus “participaciones” a través de mercados secundarios, como exchanges descentralizados -DEX-, que hacen de puente entre toda la red de inversores, a diferencia de los sistemas tradicionales donde las transacciones deben concluirse fuera de la plataforma, dificultando la búsqueda de posibles compradores y exponiendo a vendedor y comprador a riesgos de contraparte.

Inmutabilidad. Como ya sabemos el token es capaz de representar derechos o responsabilidades legales a su titular y dado que el token solo puede existir dentro de la blockchain, permite que el registro y la vinculación con su propietario sea inmutable, lo que significa que nadie lo puede borrar, añadiendo más seguridad a favor del inversor, el cual en cualquier momento podría consultar y verificar la propiedad del activo de manera indiscutible.

 Transparencia. La blockchain permite el registro y trazabilidad de las transacciones en tiempo real, ofreciendo la posibilidad rastrear el historial del activo cada vez que este cambia de manos. Esto permite una mejora de la transparencia y confianza entre las partes, así como una mayor protección y efectividad en el cumplimiento de la normativa legal de prevención del blanqueo de capital, protección de datos, etc. Por otra parte, Domoblock utilizara esta característica única de la tecnología a favor de sus inversores, introduciendo a la blockchain en forma de hash los contratos y documentos legales, implicados tanto en la emisión de tokens como en el desarrollo del proyecto que se lleve a cabo.

Aumento de la rentabilidad. El hecho de que la blockchain sea una base de datos descentralizada, y que permita realizar transacciones peer to peer, sin la necesidad de un intermediario, reduce los costos significativamente en yuxtaposición a las tasas actuales. A diferencia de los sistemas tradicionales, las emisoras de tokens pueden programar el comportamiento de los activos, así como automatizar por ejemplo el pago de dividendos o intereses a sus inversores, lo que se traduce en una disminución de costes en el proyecto y una mayor rentabilidad para los inversores.

Diversificación del portafolio. La reducción del precio de un activo en ordenes de magnitud, y la capacidad de elegir libremente donde invertir, abre un nuevo enfoque de inversión, dotado de una mayor personificación y seguridad al diversificar la cartera en diferentes activos, reduciendo los riesgos en comparación con la inversión de un inmueble sin tokenizar.

Como vemos la tokenización ofrece una gran cantidad de beneficios, y Domoblock los aprovecha a favor de sus inversores, abriendo un nuevo entorno de oportunidades que antes era imposible de imaginar.

Domoblock, la nueva generación de inversiones inmobiliarias tokenizadas.

¡Quiero saber más!