10 ideas para generar una fuente de ingresos extra

10 ideas para generar fuentes de ingresos extra

Puede que más de una vez te hayas planteado la idea de buscar una fuente de ingresos extra. 

Esa es una buena idea por muchos motivos, como veremos a continuación, y existen muchas opciones para hacerlo. 

Pero encontrar la fuente de ingresos extra que mejor se adapte a nuestro ritmo de vida no siempre es fácil. Por eso, a continuación te contamos todo lo que necesitas saber para qué consigas ese plus de dinero que te hace falta.

¿Por qué tener una fuente de ingresos extra?

Tener una fuente de ingresos extra es siempre algo positivo. Aumenta la liquidez y puede permitirnos llegar más fácilmente a fin de mes, darnos un capricho o invertir, además de aportarnos algunas cosas que un único empleo no puede darnos. 

Por ejemplo, da mayor estabilidad económica. En los tiempos que corren, tener una fuente de ingresos extra rebaja la incertidumbre derivada de la posibilidad de ser víctima de una reducción de plantilla o un ERE.

Teniendo una actividad aparte de tu empleo principal sabes que aunque este falle nunca te quedarás sin ingresos.

Y, finalmente, permite liquidar deudas antiguas o actuales sin reducir nuestros ingresos principales. Aunque tener deudas no es lo ideal, a veces son inevitables y está muy bien poder pagarlas sin que nuestra liquidez se reduzca. 

UNA TENDENCIA AL ALZA

Por eso, el porcentaje de personas que compaginan más de una actividad laboral o buscan fuentes de ingresos extra va en aumento

En algunos sectores, de hecho, es lo más habitual, como en el caso del marketing digital, dónde es frecuente que los trabajadores añadan a su jornada laboral pequeños trabajos para otras personas. 

Gracias al auge del teletrabajo y la digitalización, además, ha surgido una nueva tendencia, el overemployment (sobreempleo), que consiste en desarrollar dos tareas para empleadores o clientes distintos durante la misma jornada laboral. 

En España, y según cifras oficiales del Ministerio de Trabajo, casi medio millón de personas tiene dos empleos por cuenta ajena, la mayoría de ellos en el sector servicios.

Sin embargo, esa cifra se queda muy corta, ya que sólo incluye aquellos trabajadores que compaginan dos empleos tradicionales, y no todos aquellos que complementan su sueldo con trabajos puntuales online, por ejemplo.

La mayoría de los trabajadores que tienen más de una fuente de ingresos tiene estudios universitarios (un 60%)

La cantidad de dinero que se puede generar con una fuente de ingresos extra es muy variable. Depende del tiempo que le dediques, el tipo de actividad y la rentabilidad que de. Existen múltiples maneras de generar ingresos extra y cada una tiene sus pros y sus contras. 

¿Cómo empezar a generar una fuente de ingresos extra?

Aunque muchos entienden la necesidad de disponer de una fuente de ingresos extra, lo cierto es que iniciar una actividad da miedo. Algunas de las dudas más habituales son:

  • ¿Voy a disponer de tiempo suficiente para un segundo trabajo?
  • ¿Y si invierto dinero en algo y no obtengo beneficios?
  • ¿Tengo habilidades que realmente puedan dar dinero?

La falta de confianza es un mal que nos aqueja a todos alguna vez, y es difícil vencerla, pero en realidad empezar a generar ingresos no es complicado. Solo hay que elegir bien la actividad con la que vamos a hacerlo.

¿QUÉ HAY QUE TENER EN CUENTA AL ELEGIR UNA FUENTE DE INGRESOS EXTRA?

Para encontrar la fuente de ingresos extra que mejor se adapte a tus necesidades y habilidades, debes empezar por conocerte a ti mismo.

Hazte las preguntas adecuadas y descubre en qué eres bueno y qué te gusta hacer.

 ¿Por qué?, pues porque siempre será más sencillo monetizar lo que sabes hacer que empezar en un nuevo trabajo para el que aún no estás capacitado. 

Una vez tengas claras tus habilidades, debes analizar tu contexto, es decir, tener claros los siguientes cuatro puntos: 

  • ¿De cuánto tiempo dispones para la nueva actividad?
  • ¿Prefieres una actividad online o presencial?
  • ¿Qué ingresos esperas/necesitas  generar?
  • ¿Prefieres trabajar para ti mismo o por cuenta ajena?

En función de lo que respondas a estas cuatro cuestiones, puedes empezar a buscar.

Hay muchas opciones disponibles para aquellos que buscan trabajos o proyectos a tiempo parcial o completo en línea, por ejemplo. Plataformas como Upwork, Frelancer, Fiverr, Workana… te permiten acceder a trabajos puntuales con distintos niveles de remuneración. 

Pero también es posible acceder a trabajos por horas en el mundo real mediante otro tipo de plataformas. Todo dependerá de tus habilidades, disponibilidad y expectativas. 

10 ideas de fuentes de ingresos extra 

Como indicamos antes, las posibles fuentes de ingresos extra son muy variadas. Entre ellas hemos seleccionado las más populares. 

1. CONSEGUIR UN SEGUNDO EMPLEO CONVENCIONAL

Es bastante obvio que la fuente de ingresos extra más habitual es un segundo empleo, ya sea a tiempo parcial o completo. 

Se trata de una opción muy buena para aquellos que requieren de un extra de liquidez de manera continuada y disponen de tiempo y energía para invertir.

Ahora bien, un segundo empleo convencional tiene el inconveniente de que obliga a realizar largas jornadas o a renunciar a los descansos.

2. VENDER PRODUCTOS

La compra venta es una opción muy habitual entre los que buscan ampliar sus ingresos y, ahora, gracias a internet, es más sencillo que nunca. Existen múltiples plataformas en las que vender distintos tipos de productos, y elegir una u otra dependerá básicamente de dos factores: 

  • El tipo de producto
  • La cantidad de productos que quieras vender

Por lo que respecta al tipo de producto, lo primero que hay que tener claro es si se van a vender productos de segunda mano, es decir, cosas que ya no utilizas, o productos creados por ti. 

Para la primera opción tienes varias plataformas generalistas, como Wallapop o Milanuncios, y también aplicaciones más especializadas en tipos de producto concreto, como Vinted (sobre todo para ropa) o Todocolección (para libros y antigüedades).

En caso de que quieras vender productos originales (artesanía, ropa, arte…) existen plataformas más adecuadas, como Etsy, y también puedes optar por crear tu propia tienda online. La opción de un comercio online propio, además, es la mejor opción si la cantidad de productos es elevada. 

Y, por supuesto, también persisten las opciones más tradicionales, como montar una tienda física propia o participar en ferias y/o mercadillos, aunque evidentemente estas opciones requieren de más tiempo. 

3. OFRECER SERVICIOS PROFESIONALES

Una fuente de ingresos extra cada vez más valorada por muchos trabajadores es el ofrecimiento de servicios profesionales online, como freelance.

Es la opción más adecuada para diseñadores gráficos, ilustradores, redactores web, especialistas en marketing digital y otros profesiones relacionadas con las nuevas tecnologías. 

Existen varias aplicaciones o páginas web que permiten a los profesionales ofrecer sus servicios en estos campos. Algunas de ellas, como Upwork o Workana se ocupan también de gestionar los pagos por los servicios prestados, mientras otras, como Freelancer, actúan como un gran tablero de anuncios, dejando la relación profesional-cliente en manos de estos.

En todo caso, si se opta por este tipo de plataformas como fuente de ingresos extra se puede llegar a conseguir un segundo sueldo.

Invertir en inmuebles con poco dinero

4. INVERTIR EN PRODUCTOS FINANCIEROS

Otra manera de  conseguir unos ingresos extra es invertir en productos financieros que generen una fuente de ingresos pasiva. Lo mejor de esta opción es que permite contar con unos ingresos extra sin que tengas que invertir tiempo ni esfuerzo, pero también tiene un contra, y es que se trata de ingresos que no siempre son regulares.

Existen múltiples posibilidades de inversión accesibles para casi cualquier persona, incluso si no se dispone de una gran cantidad de dinero. De hecho, hay plataformas que permiten invertir desde unos pocos euros al mes.

Aunque si se dispone de mayor liquidez, se puede optar también por invertir en el mercado de valores o en comprar bienes inmuebles para destinarlos al alquiler. 

Y una opción muy interesante son las plataformas que funcionan en base a la idea del crowdfunding y que parten de unir a un grupo de pequeños inversores en un proyecto de inversión común.

En esa línea se encuentra el crowdlending, mediante el cual tu pequeña inversión llega a pequeñas empresas faltas de liquidez y se te retorna con intereses.

Si lo que buscas es aprovecharte de las ventajas de invertir en activos seguros y estables como los bienes inmuebles, a partir de pequeñas cantidades, una buena opción es Domoblock.

Podrás invertir a partir de 200€ y obtener rentabilidades superiores al 15% anual, en proyectos inmobiliarios con una duración de entre 4 y 8 meses.

5. ENCUESTAS EN LÍNEA O PANELES DE CONSUMIDORES

Desde hace unos años, existen varias páginas web que pagan por la realización de encuestas o la expresión de opiniones sobre productos. Algunas de las más conocidas son MySurvey o Toluna, pero hay muchas más y son fáciles de encontrar en la red. 

El procedimiento para acceder a esta fuente de ingresos extra es muy sencillo, no requiere de ninguna habilidad especial y ni siquiera necesitas dedicarle mucho tiempo diario. Sin embargo, los ingresos que se pueden obtener de esta manera son escasos, ya que la mayoría de páginas apenas si pagan unos céntimos de euro por encuesta realizada. 

Es la opción perfecta para personas que buscan aprovechar ratos libres 

6. DAR CLASES 

Dar clases siempre ha sido considerada una fuente de ingresos bastante accesible, aunque antes de la eclosión de las nuevas tecnologías era bastante complicado encontrar alumnos suficientes. A menos que trabajases para una academia, claro. 

Hoy, en cambio, existen varias plataformas que se dedican a conectar a profesores de todo tipo de materias con personas deseosas de aprender. Algunas de ellas, como PrePly, Udemy, Classgap o Teachable funcionan básicamente como tablones de anuncios. Otras, como Tutellus, permiten que crees tus propio cursos, subiendo tus materiales (vídeos, PDF, archivos de audio…).

Los ingresos que podrás conseguir dando clases de idiomas o de refuerzos dependerá en gran parte de la formación que tengas y del tiempo del que dispongas.

7. TRABAJOS POR HORAS

Otra opción para conseguir una fuente de ingresos extra, si dispones de tiempo libre, son los trabajos que ofrecen plataformas como Uber, Glovo o Just Eat.  Estas empresas trabajan contratando a repartidores, en algunos casos como trabajadores asalariados y otras veces como autónomos, y ofrecen una elevada flexibilidad horaria. Con ellas puedes disponer de un segundo trabajo que se adapte a tus horarios.

8. ALQUILAR TU CASA O UNA HABITACIÓN

Una opción muy sencilla para conseguir unos buenos ingresos extras es alquilar una vivienda o una de las habitaciones de la misma. Y no hace falta tener una segunda vivienda para ello. Hoy en día existen plataformas que facilitan el alquiler de parte de tu casa para fines vacacionales. 

Esta es una muy buena opción para personas que no disponen de tiempo para un segundo empleo ni tienen propiedades que les produzcan una buena renta, pero que tienen espacio libre en casa, una cabaña en el jardín, un sótano habitable… y quieren sacarle partido. Airbnb o plataformas similares pueden ser una muy buena fuente de ingresos extra.

9. MONETIZAR TU ACTIVIDAD EN INTERNET

En los últimos años una actividad que se ha popularizado como fuente de ingresos extra, y también como profesión principal en algunos casos, es la de influencer. Quizás no todos podemos convertirnos en Ibai Llanos, pero lo cierto es que aprender a monetizar nuestra actividad en las redes es bastante simple. Basta con crear contenido de manera constante y subirlo a las distintas plataformas. 

Actualmente, las plataformas que más posibilidades de monetización directa ofrecen son Youtube y Twitch. No obstante, si conseguís un buen número de seguidores en otras redes, como Instagram o TikTok, puedes conseguir patrocinadores que te paguen por hacer publicidad de sus productos. 

Monetiza tu actividad por internet

10. EXPLOTAR LA PROPIA CREATIVIDAD

Muchas personas tienen talento artístico o literario pero nunca se han atrevido a convertirlo en una fuente de ingresos extra. Sin embargo, nunca antes había sido tan sencillo hacerlo. Aunque escribir un libro o editar un álbum musical sea algo creativo que requiere su tiempo, las nuevas tecnologías han puesto al alcance de todos las herramientas de publicación y distribución. Por ejemplo, hoy es posible editar un libro en formato digital en cuestión de minutos. ¿Por qué no aprovechar esa oportunidad?

¿Cómo le sacamos el máximo provecho a los ingresos extra?

Para terminar, solo queda aprovechar debidamente el dinero que nos llegue a través de la fuente de ingresos extra que hayamos elegido. La tentación de gastar ese extra en algún capricho será grande, así que es importante tirar de sentido común.

 Entre las maneras de hacer que ese dinero rinda lo máximo posible están las siguientes:

  • Ahorrar para el futuro. Esos ingresos extra pueden servir para contratar un plan de pensiones, abrir una cuenta para la universidad de tus hijos o lo que sea que estés planeando.
  • Pagar deudas. Amortizar los pagos aplazados de préstamos, hipotecas o tarjetas de crédito puede ayudarte a ahorrar, ya que te evitará pagar intereses. 
  • Invertir.  Hayas estado invirtiendo en productos financieros para conseguir ese extra de capital o no, puedes aprovechar los ingresos extra para empezar a generar ingresos pasivos. Eso te dará una mayor libertad financiera y te permitirá liberar tiempo para disfrutarlo. 

En  definitiva, encontrar una fuente de ingresos extra es una gran idea para conseguir una mayor estabilidad económica, disponer de fondos para tus proyectos y ahorrar para el futuro.

 Basta con buscar una que se adecue a tus necesidades, tu disponibilidad horaria y tus habilidades

¿A qué esperas? 

¿Generas ya alguna fuente de ingresos extra? ¿Conoces alguna más de las que hemos mencionado?

Déjanos tu respuesta en los comentarios.